tit

antEntre las innumerables advocaciones con que esta mariana ciudad de Sevilla venera a la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, destaca por su origen sevillano el Título de Divina Pastora de las Almas. Fue el Capuchino Fray Isidoro de Sevilla quien, en vísperas del 24 de Junio de 1703, a la vera de las murallas de la ciudad, en el claustro bajo de su convento, contempló a la Madre de Dios y nuestra "bajo la sombra de un árbol ..., sedente en una piedra, ... cubierto el busto hasta las rodillas de blanco pellico ceñido a la cintura, ... manto azul aterciopelado, ... sombrero pastoril, y junto a la diestra, el báculo de su poderío. En la mano izquierda, rosas, y la mano derecha sobre un cordero que acoge hacia su regazo. Algunas ovejas la rodeaban y todas, en sus boquillas, llevaban rosas, simbólicas del Ave María. En la lontananza una oveja extraviada era perseguida por el lobo, pero pronunciado el Ave María, aparecía San Miguel con la flecha que hunde en la testuz del lobo maldito". Fray Isidoro de Sevilla encargó un cuadro y se puso a predicar y propagar la doctrina y la devoción al pastorado de María. La acogida del pueblo sevillano no se hizo esperar y pronto surgió una hermandad que adoptaba como Titular esta advocación de la Virgen. A ésta siguieron otras.

La devoción a la Divina Pastora se difundió con más fuerza en Triana de la mano del Padre Miguel Mijares, capuchino exclaustrado, que, regentando la Real Parroquia de Señora Santa Ana a mediados del siglo XIX, encargó la imagen, que es la misma que hoy veneramos, al escultor D. Gabriel de Astorga. S.A.R. la Infanta María Luisa Fernanda costeó el altar, hoy desaparecido. El 31 de agosto de 1865 se celebraron los primeros cultos, que terminaban el día de la Natividad de la Virgen. Fallecido el Padre Mijares, sus restos reposaron, con algunos enseres personales, a los pies de la imagen de Nuestra Señora, donde todavía continúan. Su sucesor, D. Antonio López Pérez, concluyó la tarea y el 12 de diciembre de 1880 se inauguró la Corporación con solemne función religiosa. En febrero de 1881 se aprueban las primeras Reglas y en ese mismo año se cree que la Divina Pastora de las Almas efectúa su primera salida procesional por las calles de Triana.

A lo largo del tiempo, la hermandad pasó por épocas de esplendor y decaimiento. De una de estas veces la sacó, a principios de la década de los cuarenta, otro Cura Párroco de Señora Santa Ana, D. José María Arroyo Cera. Veinte años después, en 1964, nuestra Titular fue nombrada Patrona del Deporte Nacional, viviendo la corporación una nueva época de florecimiento.

A mediados de los setenta la hermandad languideció y se interrumpieron sus actividades, pero la devoción a la Virgen, Divina Pastora de las Almas, catedralha permanecido viva en Triana, de modo que cuando, en 1990, un grupo de jóvenes inició la tarea de revitalizar la hermandad, encontró el aliento del barrio y el apoyo y confianza del Sr. Cura Párroco, D. Juan Martín Pérez. Regularizados los cultos, llega el momento de adaptar las normas de la corporación al vigente Derecho Canónico y en el año 1993 se aprueban las nuevas Reglas (que incluyen como cotitular a Santa Ángela de la Cruz) y desde ese mismo año la Divina Pastora hace su salida procesional ininterrumpidamente, cada año en el tercer sábado del mes de septiembre, hasta la actualidad.

En el año 2003 la hermandad celebró con acierto el III Centenario del nacimiento de la Advocación de la Divina Pastora, clausurando las celebraciones con la colocación de un retablo cerámico en la fachada principal de la Real Parroquia de Señora Santa Ana el 12 de septiembre de 2004, día de la Función Principal de Instituto. En el año 2005 también celebró la hermandad el CXXV Aniversario Fundacional, ya que el centenario, por la época de decaimiento que vivía la corporación, no se celebró en 1980 como correspondía. Destacó, entre los numerosos cultos y actos celebrados, la Solemne Misa de Pontifical presidida por el Cardenal Arzobispo de Sevilla, S.E.R. Fray Carlos Amigo Vallejo, el 11 de diciembre de este mismo año. También en 2005 se aprueban las nuevas Reglas reformadas y adaptadas a las normas diocesanas. En enero de 2008 la Divina Pastora de Triana fue elegida por el Consejo General de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Sevilla para presidir el Pregón de las Glorias -pincha para leer la crónica del evento- de ese año, que se celebraría el primer sábado de mayo, trasladándose nuestra Titular a la S.M.P.I. Catedral de Sevilla en un fin de semana inolvidable para todos los pastoreños de Triana y para toda Sevilla.

 

 

firma